Crema de calabacín de mamá




Dificultad: Para todos los públicos excepto comatosos.

Tiempo: 30 minutos aprox.

Ingredientes para 4 personas:

2 calabacines grandes o 3 medianos.
Agua
2 puerros medianos o 1.5 grandes (a mi me gusta mucho y le pongo dos sin problemas).
1 patata grande o 2 medianas/pequeñas.
Aceite de oliva, sal.
El siguiente ingrediente es al gusto, pero solo poner uno de los tres: nata para cocinar, crème fraîche o quesitos tipo del Caserío.



Recomiendo hacer la receta para 4 porque se puede guardar bastante tiempo en el federico y te saca de más de un apuro. Pelar y trocear los calabacines, poner en una olla fuera del fuego (fría). Añadir los puerros troceados y las patatas. Un chorro de aceite de oliva y una pizca de sal (sin pasarse, luego se puede rectificar). Añadir agua hasta cubrir las verduras y un poquito más, si el agua de tu casa es tan mala como la de Valencia usa agua de botella, ya que este crema tiene un sabor muy delicado y joderla con esto que llaman agua aquí es un delito.

NO PONER NADA MÁS. Aguanta la tentación de añadir pimienta, provenzales, etc. Ya he dicho que el sabor es muy delicado y si le pones alguna especie solo sabrá a eso.

Poner a hervir a fuego lento hasta que las verduras estén tan blandas que empiezan a deshacerse. Quitar del fuego y triturar con la batidora en caliente, ¡cuidado que puede salpicar! batir hasta conseguir una crema fina. Dependiendo de como te guste las cremas si las ves muy líquida la puedes poner más tiempo a fuego lento moviendo de vez en cuando hasta que espese, pero teniendo en cuenta que luego la espesaremos un poco más con el ingrediente final.

Si vas a guardarla espera a que se enfríe y guárdala en la nevera, no en el congelador porque con la patata cogería una textura arenosa y sin añadir el ingrediente final para que aguante más.

Si vas a servirla en el momento justo antes de servirla añade al gusto la nata O la crème fraîche O los quesitos en porciones al gusto. Cuando añadas esto verás como coge espesor y se vuelve casi blanca. Las diferencias son las siguientes, con nata conseguirás un sabor más delicado y puro. Con la crème fraîche será más untuoso y con un toque especial (ideal para ligar en plan alt cuisine), con quesitos para amantes del queso, pero queda mucho más contundente.

¡Bon apettit!

Comentarios

  1. :-) Gracias por la receta.
    Prácticamente la hacemos igual, salvo por los puerros. Nunca se los he puesto pero para la próxima los pondré a ver que tal.
    Bueno, yo bato las verduras (patata y calabacín) con el quesito o la nata ya incorporada.

    ResponderEliminar
  2. Si lo haces justo en el último momento respeta más el sabor porque la nata no se cocina. Además siempre hago de más porque me encanta y así guardo, al no añadir la nata me dura un montón en la nevera.

    ResponderEliminar
  3. ¡ChicoListo! A partir de ahora, la nata al final.

    ResponderEliminar
  4. Una duda: una vez cocidas las verduras, ¿no se quita el agua antes de batir? La estoy preparando ahora :-)

    ResponderEliminar
  5. Yo para hervirlas le pongo justo el agua para cubrirlas y un pelín más. No le quito el agua (tiene mucho sabor) y si cuando la bato se queda muy líquido lo pongo a fuego lento hasta que coge la consistencia deseada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CORDERO A LAS 7 HORAS, TAMBIÉN LLAMADO A LA CUCHARA

Las mejores brochetas del mundo.

POLLO A LA CERVEZA GUINNESS