lunes, 16 de noviembre de 2015

Loubié bzeit, receta libanesa de judías anchas con tomate.


Tiempo: 40 minutos aproximadamente.
Dificultad: un mono borracho con una mano atada a la espalda podría. Tu también. Creo.

Ingredientes para un entrante para 4 personas:

300 gramos de judías anchas (puedes usar congelados pero es un tanto cutre)*
3 tomates que estén más bien maduros.
1 cebolla
3 dientes de ajo.
Aceite de oliva
Sal, pimienta y comino.
Opcionalmente un poquito de guindilla


Lavar las judías anchas, cortar las puntas y cortar en trozos de unos 3 cm. Para cocinarlos puedes hacerlos al vapor (mejor) o hervidas. Si son congeladas vendrán ya cortadas y lavadas pero hay que cocerlas igualmente. Al vapor serán unos 15 minutos y hervidas algo menos, pero simplemente cocínalas hasta que puedas pincharlas sin dificultad con un tenedor pero que sigan firmes. Una vez cocinadas resérvalas. Puedes empezar mientras se cocinan con el siguiente paso.

Pela los tomates (si no te molestan las pieles y/o te da pereza puedes saltarte el paso de pelarlos). Cortalos en dados pequeños y reserva. Corta la cebolla en tiras, pela los ajos y trocea. En una sartén grande poner un chorro generoso de aceite de oliva a fuego medio.  Cuando esté caliente añadir la cebolla y el ajo y  un poco de sal, cuando la cebolla esté transparente pero antes de que coja color añadir el tomate, sal, pimienta y una cucharadita de café de  comino. El comino te recomiendo que sea en grano y que lo machaques en el mortero para que de más sabor, pero en polvo vale. Polvo, machacar... Cambiemos de tema. Ah, y si vas a ponerle un poco de guindilla es el momento.

Cuando el tomate empiece a cambiar de color, añadir las judías y seguir a fuego medio cocinando hasta que el tomate se deshaga, probar de sal y rectificar si es necesario.

Este plato se puede tomar frío o caliente pero se recomienda frío. Se trata de un entrante y es habitual comerlo con pan de pita, así que va de puta madre con el baba ganush de la receta anterior. Para servirlo si tienes cacharros de barro y lo espolvoreas con cilantro fresco vas a triunfar, y si no pues no pasa nada que está igual de rico.

*Yo he usado congelados, ¿que pasa?

viernes, 6 de noviembre de 2015

BABA GANUSH O PATÉ DE BERENJENAS



Dificultad: usar la batidora. 
Tiempo: eso si es largo, ya que hay que asar la berenjena y serán al menos unos 40 minutos, que se temple un poco, más ligar los ingredientes.... Vamos que una hora larga se te hace, y luego hay que dejarlo reposar en la nevera al menos 6 horas. 

Ingredientes: 

2 berenjenas de tamaño normal. 
60-70 gramos de sésamo dorado (lo encuentras en tiendas árabes)
1 o 2 dientes de ajo (yo pongo dos, me gusta fuerte)
1/2 limón
1 o 2 cucharadas de café de granos de comino (también me gusta fuerte de esto XD)
Aceite de oliva virgen
Sal. 

La primera decisión que tenemos que tomar es como asar la berenjena (en teoría te dirán que lo puedes trocear y hacer en la sartén, queda fatal, no lo hagas). Hay tres formas de hornearla, siempre a unos 180º con el horno precalentado:

 
1. En una fuente o  directamente en la bandeja del horno forrada de papel de aluminio, tardará  más de 40 minutos probablemente, hay que ir dándole la vuelta cada 10-15 minutos, cuando lo de dentro esté chuchurrío y la piel tostada estará hecho. Esta es mi favorita, tiene la ventaja de combinar el sabor de la berenjena con el tostadito.

2. En una fuerte pincelada de aceite y tapada con papel de aluminio (la fuente, no hace falta en papillote). Así tardará mucho más en hacerse pero su sabor será más intenso a berenjena pero sin el tostadito, claro. 

3. La más rápida pero la que da menos sabor.  Partidas por la mitad longitudinalmente se les hacen unos cortes sin atravesar la piel y se pincela de aceite, se ponen en la bandeja o fuente 25 minutos con la piel hacia abajo, y luego se le da la vuelta y hasta que veamos la piel suelta, serán unos 10 minutos más aprox

Una vez cocinada hay que esperar que temple un poco y vaciar la pulpa en un baso de batidora. Cortamos el ajo en trocitos y lo añadimos. Añadimos también el jugo de medio limón, si es un limón grande añadir solo la mitad del zumo que salga de medio limón, el limón se puede añadir en cualquier momento, mejor quedarse corto y rectificar. 

Ahora, en una sartén sin aceite la ponemos a calentar y añadimos cuando esté caliente el sésamo dorado. Hay que mover constantemente para que se hagan por igual  y continuar  hasta que esté ídem, doradito y crujiente, se notará por el olor y porque empieza  a saltar un poquito como minipalomitas. Así sacaremos el sabor de la verdadera pasta tahini recién hecha. Ahora la segunda decisión, si nos gustan los tropezones echar directamente al vaso de la batidora, se machacarán bastante pero no del todo, si queremos más fino lo ponemos en el mortero y lo machacamos hasta hacer una pasta. En la misma sartén añadimos los granos de comino y los tostamos de la misma forma, salvo que estos cuando veamos que empiezar a coger color y oler añadimos un chorro de aceite de oliva (no mucho y antes de que se caliente al punto de freír lo ponemos en el mortero y machacamos bien. Una vez hecho esto añadimos al vaso de la batidora y añadimos un poco más de aceite  una pizca de sal y batimos hasta tener la consistencia que nos guste. Lo dejamos reposar al menos unas horas, mejor de un día para otro, cuando lleve un par de horas ya podemos probar para rectificar de limón y sal la mezcla. 

Se come normalmente con pan de pita calentito, pero también sirve el pan tostado, los picos y cualquier cosa para mojar. Para presentarlo un chorro de aceite y un poco de pimentón molido quedan de PM. Y si tienes oportunidad (yo no) añadir unos cuantos granos de granada es ya de baja bragas/calzoncillos.